Ron Paul: Los 10 principios para una sociedad libre

1Los Derechos pertenecen a los individuos no a los grupos, ya que se derivan de nuestra naturaleza y no se puede conceder ni quitar por el gobierno.

2. Todas las asociaciones pacíficaseconómico y socialmente voluntarias están permitidos, el consentimiento es la base del orden social y económico.

3Solo la propiedad adquirida es propiedad privada del individuo o grupo voluntario y esta propiedad no puede ser arbitrariamente anulada por los gobiernos.

4.El  Gobierno no puede redistribuir la riqueza privada o conceder privilegios especiales a cualquier individuo o grupo.

5. Los individuos son responsables de sus propias acciones; el gobierno no puede ni debe protegernos de nosotros mismos

6. El Gobierno no puede reclamar el monopolio sobre el dinero y el gobierno nunca debe dedicarse a la falsificación , incluso en nombre de la estabilidad macroeconómica.

7. Las Guerras de agresión, incluso cuando se le llaman de prevención, e incluso cuando pertenecen sólo a las relaciones comerciales, están prohibidas.

8. Jurado de nulidad, es decir, el derecho de los miembros del jurado para juzgar la ley, así como los hechos, es un derecho del pueblo y la norma de la audiencia.

9. Todas las formas de trabajo forzado están prohibidas, no sólo la esclavitud, sino también el reclutamiento asociación forzada , y la distribución forzada de bienestar.

10. El gobierno debe obedecer la ley que el resto y por lo tanto nunca debe usar la fuerza para moldear el comportamiento, manipular los resultados sociales, gestionar la economía, o decirle a otros países cómo deben comportarse.

Repunte de la tension por el cambio de nombre de la comunidad francesa de Belgica

http://www.mondivers.cat/spip.php?article2585

La denominación de «Federación Valònia-Bruselas» irrita los flamencos, que la califican de «lenguaje casi guerrero» y de «provocación» · El estatus de la capital, trasfondo del debate

La Comunitadad Francesa de Bélgica se denominará a partir de ahora Federación Valònia-Bruselas, una decisión que ha provocado un alud de críticas entre los políticos flamencos. Cómo a menudo en la política belga, el trasfondo de esta nueva crisis es la situación de la capital estatal, Bruselas: los flamencos no quieren que la región brueleña sea tratada de igual a igual con las regiones flamenca y valona, justo el contrario del que desean los partidos francófonos.

El cambio de nombre fue anunciado ayer lunes por Rudy Demotte, ministro-presidente de la Comunidad Francesa y de la región de Valònia, explica 7sur7, con el acuerdo de todos los partidos francófonos representantes a los parlamentos valón y bruselès. Demotte fue muy claro a la hora de explicar cuál es el sentido del cambio del nombre: los partidos francófonos no quieren sentir a hablar de la «cogestión» de Bruselas entre valones y flamencos. Pasando de «Comunidad Francesa» a «Federación Valònia-Bruselas» se pretende arreciar el carácter de «región completa» de la capital belga.

Pero la idea no ha caído nada bien entre la clase política flamenca. Uno de los más vehementes en su rechazo al nuevo nombre ha sido Enric Van Rompuy, diputado de los Democratacristianos y Flamencos (Christen-Democratisch en Vlaams, CD&V), quién lo ha calificado de «lenguaje casi guerrero». Para Van Rompuy, la decisión es una prueba que los francófonos «están convencidos que Flandes se escindirá» de Bélgica y que ya se están preparando para este escenario.

Para la independentista Nueva Alianza Flamenca (Nieuw-Vlaamse Alliantie, N-VA), partido flamenco más votado a las elecciones del año pasado, el nuevo nombre es «una provocación» porque ni siquiera se ha consultado las fuerzas flamencas con representación en el Parlamento de Bruselas. El partido independentista ha retado los francófonos a «financiar» Bruselas sin los fondos provenientes de Flandes.

Una arquitectura estatal compleja

El federalismo belga prevé dos tipos de organismos. Por un lado, las regiones, de las cuales hay tres: Flandes, Valònia y Bruselas. De la otra, las comunidades, también tres: la francesa, la flamenca y la alemana. Las comunidades ejercen competencias culturales y lingüísticas; en el territorio de la región de Bruselas lo hacen tanto la francesa como la flamenca. Este es el argumento al cual se cogen los flamencos para decir que la región de Bruselas nunca podrá considerarse en plan de igualdad respecto de Flandes y de Valònia. La capital, dicen los flamencos, tendría que ser cogestionada por las dos grandes regiones belgas.

En cambio, los francófonos opinan que Bruselas tiene que ser una región con todas las competencias y que, si lo desea, tiene que mantenerse vinculada a Valònia. Aproximadamente, entre el 70% y el 75% de los bruselenses hablan francés en casa.

Asi funciona la UE:Eurodiputado navarro cazado por lobbista

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/27/union_europea/1301222359.html

El eurodiputado popular Pablo Zalba retocó una directiva comunitaria siguiendo el criterio de un falso grupo de presión. La trampa se la tendió el rotativo británico ‘The Sunday Times’ para denunciar cómo los ‘lobbies’ cuelan enmiendas en la legislación de la Unión Europea.

El periódico ha hecho pública hoy una grabación comprometedora para el eurodiputado navarro. El vídeo incluye fragmentos de las reuniones de Zalba con reporteros del periódico, que se hicieron pasar por representantes de una empresa que quería cambiar la legislación a su favor. Se trataba de que el eurodiputado introdujera una enmienda en una directiva dirigida a proteger los derechos de los pequeños inversores.

A cambio, sus interlocutores le ofrecían un puesto remunerado con 100.000 euros anuales o una generosa minuta como consultor. El eurodiputado no llegó a cobrar por sus servicios. Pero se mostró por la labor y llegó a publicar en la Eurocámara la enmienda con las mismas palabras que le habían sugerido los reporteros, según consta en el registro oficial de la institución.

El rotativo británico ha tendido un anzuelo similar a 14 eurodiputados y por ahora Zalba es el único español en morder. Según fuentes próximas al periódico, no tanto por la honradez de sus colegas sino porque los reporteros han sufrido para encontrar a un eurodiputado español con un inglés suficiente para trapichear. Zalba lo tiene según aprecia en el vídeo, que lo retrata como un político dispuesto a colaborar con los emisarios de una empresa desconocida y de retocar una norma comunitaria a su favor.

Los reporteros abordaron a Zalba el 19 de enero en su despacho de Estrasburgo y le dijeron que estaban buscando “un socio” dentro del Parlamento Europeo para retocar la legislación. El español no se extraña por la oferta y presume de su poder para influir sobre la legislación. “Yo puedo cambiar cualquier informe que prepare el Parlamento”, explica en el vídeo. “¿Y cambiar la enmienda?”, le interpela la reportera británica.

“Aquí hay muchos grupos de presión y muchos quieren que metamos enmiendas. Y depende de nosotros si hacemos un corta y pega. Yo intento estudiar con cuidado no sólo el informe sino las enmiendas e intento no firmar ninguna enmienda que no me haya estudiado cuidadosamente”.

Una declaración que contrasta con su respuesta cuando los reporteros le preguntan si podría presentar una enmienda a la medida de sus clientes. “Claro”, dice Zalba. Y remacha: “Por supuesto, por supuesto”.

Dos semanas después, el eurodiputado y los reporteros se vuelven a ver. Esta vez en su despacho de Bruselas, donde todo discurre de manera muy similar. Zalba subraya que “por supuesto” que está dispuesto a aceptar el puesto remunerado que le ofrecen pero añade que prefiere esperar a saber si el PP lo presenta como candidato en los comicios de mayo. Por ahora, sin embargo, los reporteros están más interesados en que introduzca una enmienda en la directiva. “Claro”, dice Zalba solícito, “siempre y cuando no haya ningún problema que vaya contra el criterio de mi grupo”.

Eliminar un punto entero o retocarlo

A partir de entonces, arranca un intercambio de correos electrónicos muy provechoso. Los reporteros sugieren a Zalba dos opciones: eliminar un punto entero de la norma o retocarlo para eximir a los fondos financieros europeos de dar cierta información a sus clientes.

El popular responde enviando un texto retocado y preguntando: “Por favor, decidme cuanto antes si esto se ajusta a lo que quieren vuestros clientes”. Los reporteros contestan que no se ajusta a lo que quieren y Zalba les responde con una nueva versión. Para entonces, el texto de la enmienda es idéntico al que le han propuesto. El bochorno lo rubrica el encuentro en el bar de la Eurocámara. “En cualquier caso, incluimos vuestra enmienda”, saca pecho un relajado Zalba.

La semana pasada, ‘The Sunday Times’ denunció a tres eurodiputados que aceptaron dinero a cambio de colar enmiendas, uno conservador, el austriaco y ex ministro de Interior Ernst Strasser, y dos socialistas, el esloveno Zoran Thaler y el rumano Adrian Severin. Los dos primeros dimitieron de inmediato, mientras que Severin se resiste a dejar el escaño y el sueldo, aunque ha sido expulsado de su partido y el Parlamento Europeo le ha quitado hasta el despacho.

Zalbva dice que no aceptó dinero

Zalba asegura que su caso no es comparable a los tres anteriores porque él no aceptó dinero de los falsos lobbistas. El eurodiputado navarro, y bloguero de este diario, relata que los periodistas encubiertos le ofrecieron 100.000 euros por ser consejero delegado de su consultoría y varias cantidades más pequeñas, entre 3.000 y 7.000 euros.

“Siempre dije que no”, insiste a este diario. Según Zalba, es parte de su trabajo reunirse con grupos de presión y la enmienda que le proponían los falsos consultores era “muy buena” y gustó en su partido. Al descubrir “la trampa”, el eurodiputado contactó con el diario antes de que publicara el artículo y consiguió una declaración por escrito de los abogados del ‘Sunday Times’ que afirma que el parlamentario “claramente no aceptó ningún dinero” ni rompió “ninguna regla de procedimiento del Parlamento Europeo”.

El eurodiputado navarro explica que se reunió tres veces con los falsos lobbistas, la última de ellas de manera informal, con un café en Estrasburgo. “Porque soy educado”, dice. También reconoce que la periodista encubierta “era muy guapa”.

Ésta es la segunda vez en pocas semanas que la prensa británica denuncia prácticas poco éticas del Parlamento Europeo. En enero, ‘News of the World’ y la eurodiputada independiente Nikki Sinclaire, publicaron las fotos de los eurodiputados que fichan el viernes por la mañana, cuando ya no hay sesión parlamentaria, cobran sus 300 euros de dieta y se van inmediatamente a sus casas. Entre ellos, sólo había una española, Eider Gardiazabal.

 

 

El Reich horario ( o porque casi toda europa tiene el mismo huso horario)

http://www.vilaweb.cat/noticia/3865246/20110325/nostre-horari-nazi-cada.html

En el número 68 del Boletín Oficial del gobierno franquista se publicó una orden del 7 de marzo de 1940 que decía: ‘Considerando la conveniencia de que el horario nacional esté de acuerdo con el de algunos otros países europeos, y las ventajas de toda tipo que el adelanto temporal de la hora comportará, dispongo que el sábado, 16 de marzo, a las veinte y tres horas, avance la hora legal en sesenta minutos. (…) Oportunamente se indicará la fecha del restablecimiento de la hora normal. ‘ La orden hizo que la España franquista pasara a homologarse voluntariamente a la hora central europea o CET (el huso horario que va una hora adelantantada respecto del tiempo universal coordinado o UTC), la que la Alemania nazi había impuesto a todos los territorios ocupados con horario diferente: Bélgica, Francia, Luxemburgo, los Países Bajos y Polonia. Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, todos estos estados mantuvieron el horario centroeuropeo e incluso se sumaron Andorra, Gibraltar y Mònegue. Con todo, el mantenimiento del CET en España hasta la actualidad, setenta y un año después, es lo que causa más extrañeza.

De entrada, porque España no estaba obligada a adoptar el CET y lo hizo por motivos de afinidad ideológica con el régimen nazi. Asimismo, porque la orden de 1940 era explícitamente temporal y dejaba la puerta abierta a volver a ‘el horario normal’. Y, sobre todo, porque la adopción de la también llamada hora de Berlín era totalmente irregular aplicando criterios geográficos.

En 1884, veintisiete países firmaron en Washington (EEUU) un acuerdo internacional en la Conferencia del Meridiano, en que se dividió el mundo en veinticuatro husos adoptando como referente el meridiano de Greenwich. El tiempo medio de Greenwich o GMT (Greenwich Mean Time) es el tiempo solar medio en el Observatorio Real de Greenwich, cerca de Londres (Inglaterra), que por convención es a cero grados de longitud. El meridiano de Greenwich, hay que recordarlo, pasa muy cerca de Fraga y por Valencia. En Europa, se sigue en Gran Bretaña y Portugal, y por lógica debería aplicarse al resto de la Península Ibérica y Francia.

Esto es lo que reclama, de hecho, la Comisión para la Racionalización de los Horarios en España, que hace campaña para cambiar el horario. Según esta entidad, formada por numerosas enitats e instituciones públicas y probadas, adoptando la hora portuguesa el resto de la Península se continuaría rigiéndose por el Sol, pero se comería a la una y no a partir de las dos, se cenaría a las ocho y no a partir de las nueve, y se saldría de trabajar, en general, alrededor de las cinco, lo que conciliar mejor el trabajo y el ocio.

 

Ron Paul: La zona de exclusion aerea en Libia es Inconstitucional

EELcongresista Ron Paul se ha unido al creciente coro de voces que se oponen la decisión del presidente Barack Obama para ir a la guerra en Libia sin la aprobación del Congreso.

El Artículo 1, sección 8 de la Constitución de EE.UU. establece claramente que el Congreso tendrá la facultad de “declarar la guerra, otorgar patentes de corso y represalias y para dictar reglas con relación a las presas de mar y tierra.”

En un vídeo grabado el viernes, Ron Paul dice que  la decisión del presidente Obama para imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia “un acto de guerra”.

“La zona de exclusión aérea es inconstitucional porque el Congreso no lo ha autorizado”, dice. Vea el video completo a continuación.



La idea de que cualquier hombre tiene la facultad de llevar a  toda la nación a la guerra es totalmente antidemocrático, independientemente de quién sea el presidente. Una reciente encuesta de Fox News encontró 65 % de los votantes registrados se opuso a la participación militar de EE.UU. en Libia.

La tragedia que acontece en Libia exige la atención del mundo, pero no es la única. La semana pasada, las fuerzas saudíes invadieron Bahrein para ayudar a la monarquía represiva al-Khalifa a reprimir brutalmente un levantamiento de la mayoría chiíta del país.

Al atacar a Muammar Gaddafi, ignorando las atrocidades cometidas por la Casa de Saud, el presidente Obama continúa la larga tradición de los EE.UU. de condenar a un dictador, mientras que le da la mano a otra. Esto no es el cambio que votó en el 2008. Es lo de siempre. No es de extrañar que no quiera que la cuestión vaya ante el Congreso, donde los legisladores como Ron Paul podrían haber participado en un debate público sobre las razones para ir a la guerra en Libia. Si los últimos diez años de la guerra contra el terrorismo nos han enseñado algo, es que es preciso que este tipo de decisiones no debe hacerse a puerta cerrada.

La hipocresia del PSOE y los titiriteros

A estas horas y tras consultar con Duran Lleida para convocar una sesión extraordinaria del Congreso para aprobar la intervención estatal en el ataque sobre territorio libio, ZP esta reeditando un nuevo trío de las Azores con los mismos componentes (EEUU, Reino Unido y España) con el añadido del pequeño Napoleon Sarkozy como estrella invitada

Ante esta situación la gente se ha de reafirmar en sus posiciones y decir que ninguna guerra es buena ya que todo el mundo pierde en una confrontación armada y que sólo està un poco más legitimado para empuñar un arma el que ha recibido el agresión y no lo que la perpetra

Ante esta situación de agresión a un país por parte del cuarteto de las Azores veremos con todo lujo de detalles quuien tiene unos principios y los mantiene a viento y marea y que es un puto hipócrita que sólo se opone a una guerra según quien este en la Casa Blanca y en Moncloa.

En EEUU de todos los que se opusieron a las dos guerras simultáneas de Bush pocos se siguen oponiendo a estas guerras (y alguna más que ha establecido por su cuenta y ilegalmente Obama). Este es el caso de Cindy Shenancy otros pacifistas que se siguen oponiendo a la guerra con campañas y actos a pesar de la represión y persecución que están sufriendo por parte de un gobierno que ha llegado a allanar sus sedes y vincular a miembros de estas organizaciones a organizaciones como las FARC y otros de Oriente Medio

Y no me cabe ninguna duda de que los titiriteros como intelectuales a sueldo de esta hidra corrupta e hipócrita que es el PSOE no dudaran a callar salvo contadas y honrosas excepciones ya que quien va bombardear un país y causar innumerables muertos y heridos son los que les paga el sueldo de sus mediocres obras ya que saben que si abren la boca se quedaran sin su parte del pastel (ese dinero que nos cobra el Gobierno mediante extorsión en nombre de la SGAE y otras organizaciones afines) y de su mediocre trabajo no pueden mantener el tren de vida que llevan

Y quien habla de titiriteros habla de otras organizaciones subvencionadas como son sindicatos verticales, la organización empresarial vertical (UGT, CCOO, CEOE) y una pléyade de asociaciones que son el refugio pagado de familiares y amigos de los que reparten la subvención.

Porque era tan hijo de puta Saddam Hussein cuando la gente se opuso al ataque como lo es ahora Gadaffi .. con el agravante como dijo Kissinguer hace más de 3 décadas, son o han sido nuestros hijos de puta durante un tiempo ….. Y apoyar a un ataque y rechazar otro, dependiendo de si quien manda es de los nuestros o no, es en el mejor de los casos de hipocritas

Ron Paul arrasa en la Convencion del Tea Party

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=707378

Washington, 27 feb (EFE).- El movimiento Tea Party no tuvo en cuenta la aspiración presidencial de una de sus grandes estrellas, Sarah Palin, y eligió como favoritos para la carrera a la Casa Blanca al congresista por Texas Ron Paul y el presentador de radio Herman Cain.

El movimiento conservador concluyó hoy una convención de tres días en Phoenix (Arizona) con dos votaciones informales para comenzar a cerrar una serie de posibles candidatos para las elecciones presidenciales de 2012, informó hoy el diario “Politico”.

En la más amplia de esas votaciones, que se desarrolló en Internet e incluyó a simpatizantes y activistas del partido, el Tea Party eligió al veterano congresista Paul como su candidato por un 49 por ciento de los votos, seguido por un 12 por ciento para Cain, un empresario que presenta un programa conservador en Georgia (Atlanta).

La ex gobernadora por Alaska, por su parte, tuvo que conformarse con un nueve por ciento de los votos.

En una segunda votación oficial limitada sólo a asistentes a la convención, Cain fue el candidato elegido con un 22 por ciento de los votos, mientras que el gobernador de Minesota Tim Pawlenty obtuvo el 16 por ciento y Paul el 15 por ciento.

Palin fue la única de los posibles candidatos que no pronunció un discurso en la convención, pensada para lanzar una estrategia que aumente la influencia del movimiento en las elecciones presidencial del 2012.

“Tenemos un plan de 40 años para robar los corazones de nuestros compatriotas que valoran la responsabilidad fiscal, limitar la constitucionalidad del Gobierno federal y la libre empresa”, dijo el viernes a Efe Jenny Beth Martin, coordinadora nacional del movimiento Tea Party Patriots.

“Estamos preparados para seguir difundiendo nuestras ideas y estamos seguros que tendremos una mayor influencia en las próximas elecciones generales”, añadió.

Palin, ex candidata a la vicepresidencia en 2008, ha perdido algo de fuelle dentro del joven movimiento tras liderarlo en sus inicios y demostrar sus apoyos en agosto de 2010, cuando atrajo a decenas de miles de personas a Washington en una manifestación contra el Gobierno